Alberto Turégano Aisling Marketing

Alberto Turégano Aisling Marketing

Mi nombre es Alberto Turégano. Soy CEO fundador de Aisling Marketing, una empresa telemarketing que revolucionará el mundo del telemarketing de una forma exitosa.

 

Hasta el momento he estado trabajando en varios call center, pasando por multitud de puestos y proyectos (he comenzado como Teleoperador, he dado Soporte en diferentes idiomas, he sido Coordinador y por último he llegado a ser Analista de Calidad). Esta experiencia laboral es lo que me ha hecho descubrir cuáles son las ventajas y las deficiencias que existen en el telemarketing. Por esto, he decidido crear mi propia empresa de una forma totalmente innovadora.

alberto turegano aisling marketing

¿Por qué Aisling Marketing?

 

“Aisling”, es una palabra que proviene del gaélico y que significa “sueño “, y aquellas personas con este nombre tienen un carácter rebelde e innovador. Nos decidimos por este nombre, porque así es nuestra forma de trabajar: totalmente innovadora, tenaz, y con objetivos (sueños) totalmente alcanzables para aquellos con vocación en este campo. Realmente vamos a basar la rentabilidad primando la calidad, es decir, el éxito de la llamada en contraposición a la duración de la misma. Así conseguiremos que los clientes estén mas fidelizados y las marcas sean más fuertes.

Alberto Turégano Aisling Marketing

Además de mi propia experiencia, en Aisling Marketing hemos hecho un exhaustivo análisis de mercado y en él hemos comprobado que lo que prima en la mayoría de empresas telemarketing de este estilo es la afluencia de llamadas/chat recibidos frente a la satisfacción del cliente. Para nuestro equipo siempre será fundamental la calidad sobre todas las cosas: no queremos tener muchos clientes y descontentos, sino que lo que realmente nos importa es que todos y cada uno de los clientes esté satisfecho y pueda referenciar a la empresa. Así, de este modo conseguimos tanto una fidelización perfecta como nuevas captaciones.

AISLING MARKETING


Si algo he aprendido en el mundo del telemarketing son las relaciones que se pueden llegar a crear, tanto entre el cliente y la empresa, como entre los propios trabajadores, así como también la empresa con el trabajador. Nuestra empresa fomenta la filosofía de trabajo en equipo, ya que si cada uno aporta su granito de arena, al final se consiguen establecer relaciones de confianza y esto da como resultado unos grandes resultados y unos mejores beneficios: el absentismo se reduce, el nivel de autoexigencia y de compromiso aumenta, el nivel de abandono de campaña se reduce considerablemente, se observa un mayor número de aportaciones de ideas para mejoras de la campaña, menor nivel de estrés, etc. ¡Cooperando los unos con los otros todos ganamos!

A lo largo de mi vida, no solo me he tomado el telemarketing como un trabajo, sino como una verdadera pasión (siempre he pensado: “Haz de tu trabajo un entretenimiento e ir a trabajar te hará feliz”). Ha sido, precisamente, esta pasión lo que me ha llevado a la cumbre como Coordinador de Campaña, estando en la vanguardia con los mejores resultados del momento. ¿Cuál es mi secreto? Un trato humano, de tú a tú, siendo consciente de que cada proyecto es como una gran máquina que necesita todos sus engranajes para funcionar correctamente. Teniendo siempre presente que para desempeñar cualquier trabajo es necesario e imprescindible mantener siempre la motivación muy alta y valorar el esfuerzo realizado. Siempre hay que preguntarse el por qué y buscar soluciones en función de ello.

Aisling Marketing tu empresa telemarketing

alberto aisling marketing

Siendo Analista de Calidad he animado a que los operadores consiguiesen un vínculo con los clientes demostrándoles a los mismos que estaban allí para ayudarles, para resolver sus dudas y solucionar sus incidencias, es decir, mi empeño era que el cliente se sintiese con confianza en el teleoperador y por tanto en la propia marca. En ese tiempo, pude hacer algunos procesos de selección de personal, anteponiendo siempre la excelencia del trabajador a otras características, incluso en campañas de ventas. Esto lo he hecho siempre así, porque considero que si das un mal servicio o una mala atención al cliente al final darás un mal nombre al proyecto, mientras que si el servicio es admirable harás que el proyecto tenga un gran renombre. (Si una persona está contenta con un servicio por su atención, dará una buena reseña a sus conocidos sobre esa marca y eso se traduce en un aumento de clientela. Está demostrado que un cliente satisfecho puede traer a dos nuevos clientes, sin embargo un cliente insatisfecho puede llegar a hacer que perdamos hasta siete clientes).

Alberto Turégano como teleoperador

Como Teleoperador que fui, mi consejo es ser siempre franco y directo con el cliente de una forma educada y por supuesto empatizando con el mismo, es decir, debemos explicarle siempre cuál es su situación actual y por otra parte debemos ponernos en su lugar para poder entender cuál es su preocupación o su prioridad. De este modo, podremos darle una mejor solución adaptada a lo que realmente necesite. En este campo, pude comprobar por mí mismo que un cliente tranquilo y confiado en la persona que lo está atendiendo va a facilitarnos mucho más que fluya la conversación e incluso se va a quedar agradecido y va a querer valorar muy positivamente la atención recibida en esa llamada. Mis llamadas solían tener unas valoraciones fantásticas por parte del cliente y esto me llevó a convertirme en Back Office en varias campañas. Fue en ese momento cuando empecé a descubrir hasta donde quería llegar en el amplio campo del telemarketing. Como Back Office, aparte de soporte, hacía de enlace entre el agente y el cliente, entre el coordinador y el agente y también entre la marca y el coordinador. Esto resultó una experiencia realmente gratificante a nivel laboral para mí.

Por último, me gustaría hacer una mención especial al trabajo bien realizado (sí, soy un poco perfeccionista). Dada mi amplia experiencia, te aconsejo que ocupes el cargo que ocupes, te comprometas siempre con tu trabajo de una forma responsable y no olvides nunca que al final somos personas tratando con otras personas e interactuando con ellas, por lo que siempre debemos intentar comprender al otro y a sus posturas: escucha, pregunta lo que consideres y, siempre con respeto, argumenta a favor o en contra. Recuerda que si conseguimos formar un equipo nosotros y el cliente, nos va a llevar a ser más proactivos y a proponer nuevas sugerencias para el bienestar de todos (tanto de la empresa telemarketing, como de los trabajadores como el del propio cliente).

 

Por mi parte, Alberto Turégano Aisling Marketing, así veo el mundo del telemarketing: un gran mundo de pequeños entresijos, en el que si pones toda tu pasión y empeño, en el que si cada uno de nosotros aportamos algo, al final resulta un trabajo gratificante y ameno. Y bueno, estos son los motivos que me han traído hasta aquí, hasta Aisling Marketing.